Blog

Las 10 mejores calas y playas de Ibiza

La isla de Ibiza cuenta con infinidad de calas y playas de todos los tamaños y morfologías, de roca, de arena, de guijarros, familiares, salvajes, tranquilas o para disfrutar de fiestas inolvidables…Las hay para todos los gustos, y, aunque cada cual tiene sus favoritas, aquí te recomendamos las que pensamos que son las 10 mejores calas y playas de Ibiza. Diez lugares que, en cualquier caso, no puedes dejar de conocer en tu visita a la isla.

Cala Comte: Ubicada en la zona de San José, en la costa oeste de Ibiza, sus increíbles aguas turquesas, su arena fina, y sus vistas al islote de Sa Conillera la convierten en una de las más populares. Además, la puesta de sol que se puede contemplar desde esta playa es realmente espectacular. Cuenta con varios restaurantes y bares, y una pequeña calita en la que se puede practicar nudismo.

Cala Bassa: Muy cerca de la anterior, es una bahía muy tranquila de aguas cristalinas y poco profundas semejante a una gran piscina, perfecta para que los pequeños se bañen sin peligro, con una zona de pinos y sabinas bajo los que descansar durante las horas de más calor, una considerable extensión de arena fina y varios restaurantes.

Las Salinas: La preferida por los famosos y una de las playas más conocidas de Ibiza. Ubicada en un parque natural, sus aguas transparentes recuerdan al Caribe y su extensión hace que, aunque sea de las más visitadas y bulliciosas en verano, siempre se pueda encontrar algún rincón relativamente tranquilo. Cuenta con varios restaurantes y bares con música que le dan bastante ambiente, y también hay que destacar la abundante presencia de venta ambulante de todo tipo, desde bebidas y frutas hasta pareos o vestidos.

Es Cavallet: Se encuentra a continuación de Las Salinas, también en pleno Parque Natural. Protegida por dunas, es una de las playas más extensas y salvajes de la isla, pues, al contrario que la anterior, está más abierta al mar y a las corrientes y es habitual que presente algas o cierto oleaje. Es la playa nudista por excelencia en Ibiza y, en uno de sus tramos, en torno al conocido chiringuito Chiringay, es también una zona de turismo gay. A pesar de su extensión y de que siempre puedas encontrar un lugar tranquilo donde poner la toalla, puedes encontrar ciertos problemas de aparcamiento en temporada alta. Cuenta con varios bares y restaurantes.

Cala d’Hort: Es una pequeña cala muy peculiar y de un magnetismo especial con unas vistas inmejorables al islote de Es Vedrà. Tiene tres excelentes restaurantes donde hacen unos arroces que merece mucho la pena probar, pero hay que tener en cuenta que sus reducidas dimensiones y su belleza especial hacen que en pleno verano pueda ser bastante complicado encontrar aparcamiento.

Cala Salada y Cala Saladeta: Situadas en el norte de San Antonio son dos pequeñas calas de arena dorada con maravillosas aguas turquesas ideales por su tranquilidad para el baño o para hacer esnórkel. Desde Cala Salada se puede llegar a Cala Saladeta, aún más tranquila, pasando entre las rocas o por un sendero que discurre por el acantilado. Ambas están rodeadas de pinos en un precioso entorno natural sin urbanizar.

Benirràs: Al norte de Ibiza se encuentra esta cala rodeada de pinos famosa por su ambiente hippy, por la fiesta de tambores que se organiza espontáneamente cada domingo y por una hermosa vista a Cap Bernat, islote también conocido popularmente como “el dedo de Dios”. Puestas de sol mágicas y un mercadillo que se monta tres días a la semana en verano son otros de los atractivos del lugar.

Playa d’en Bossa: Es uno de los arenales más extensos de la isla, y aunque hoy día está casi totalmente urbanizada y muy enfocada a la fiesta, en el extremo más alejado de la ciudad de Ibiza aún puede encontrarse cierta tranquilidad incluso en temporada alta. En cualquier caso, es una de las zonas turísticas más conocidas y si buscas algo de ambiente no puedes dejar de pasearte por sus bares, chiringuitos y discotecas, que incluyen algunos de los locales más famosos de Ibiza como Ushuaïa, Bora Bora o Hard Rock Hotel.

Sa Caleta: Esta pequeña cala, conocida también como Es Bol Nou, es un lugar tranquilo ideal para familias que se caracteriza por su arena rojiza, sus aguas limpias y sus preciosas vistas, por algo es una de las preferidas de los residentes. Cuenta con un famoso restaurante donde podrás probar las especialidades de la cocina ibicenca.

Cala Jondal: Se trata de una cala muy peculiar por estar compuesta de cantos rodados (“còdols”, en ibicenco), a pesar de lo cual se ha convertido en una de las favoritas para el fondeo de yates. ¿Los motivos? Sus aguas cristalinas, un entorno prácticamente virgen con pequeños acantilados de pinos rodeándola y el hecho de contar con uno de los beach clubs más famosos de la isla, el Blue Marlin, uno de los lugares favoritos de los VIPs.

Read more

Ibiza con niños, vacaciones inolvidables en familia

¿Piensas que venir a Ibiza con niños es una mala idea?

A pesar de ser mundialmente conocida como meca de la fiesta, Ibiza es una isla perfecta para disfrutar unas  vacaciones inolvidables en familia.

Si vienes a Ibiza con niños, de entrada, te recomendamos que elijas para alojarte zonas como las de Santa Eulalia o San Juan. Incluyendo enclaves como Portinatx o Es Canar, que son bastante más tranquilas y están menos enfocadas al ocio nocturno que otras como San Antonio o San José.

Ibiza cuenta con infinidad de playas ideales para los niños. Por sus aguas tranquilas y poco profundas, su arena fina y la presencia de determinados servicios como restaurantes o bares.  También hay  la posibilidad de practicar actividades náuticas.
Te recomendamos especialmente Cala Martina y Cala Llonga en la zona de Santa Eulalia. Talamanca en Ibiza ciudad. Cala Molí en San José. Cala Xarraca en Cala Sant Vicent. El Puerto de San Miguel y las playas de Portinatx en San Juan.

Además de disfrutar intensas jornadas en la playa, para los niños algo más mayores puede ser muy divertido pasar un día en un parque acuático. Como el parque acuático Aguamar de Playa d’en Bossa. El Sirenis Aquagames del hotel Sirenis Seaview de Port des Torrent, aunque pertenezca al hotel cualquiera puede acceder pagando la correspondiente entrada.
O en Surf Lounge Ibiza, la única ola artificial de la isla. Donde pueden aprender a surfear y también se puede pasar el día en la piscina.

Las excursiones en barco, especialmente los que tienen el suelo de cristal, son una fantástica opción para descubrir la fauna marina. De paso podéis disfrutar de una excursión que os llevará hasta alguna hermosa cala.

También se puede ir a visitar la Cueva de Can Marçá, en el Puerto de San Miguel. Esta tiene visitas guiadas todos los días.
O el Aquarium de Cap Blanc, un pequeño y encantador acuario natural excavado en la roca. Este se encuentra en la Bahía de San Antonio y donde en verano se ofrecen sardinadas.

Otros lugares para visitar ibiza con niños

Otros lugares que sin duda encantarán a los pequeños de la casa son Acrobosc, un parque de tirolinas en s’Argamassa, los circuitos de Karts en Ibiza, San Antonio y Santa Eulalia, o las cuadras que existen en toda la isla y que permiten disfrutar un bonito paseo a caballo en familia. Si no tenéis prisa y vais con niños os recomendamos  que cojáis el mini tren. Este recorre diversas playas y calas de la isla.

Si vienes a Ibiza con niños, no hay que olvidar que a lo largo de todo el verano.  Hay fiestas patronales en una u otra localidad de la isla.
En ellas, además de las muchas actividades infantiles y talleres que se organizan. Siempre se montan ferias de atracciones y puestos donde se lo pasarán en grande.

Read more

Puestas de sol en Ibiza

Uno de los indudables atractivos de una isla como Ibiza es la oportunidad de poder contemplar inolvidables puestas de sol sobre el mar. Existen infinidad de lugares desde donde podrás disfrutar maravillosos atardeceres en Ibiza, desde recónditos rincones paradisíacos hasta locales que cuentan con sesiones musicales de conocidos Djs que te permiten contemplar los mágicos colores del ocaso mientras disfrutas un cóctel o bailas sobre la arena.

La Bahía de San Antonio, al oeste de la isla, es una de las zonas más emblemáticas y conocidas para ver la puesta de sol en Ibiza, de hecho, en el llamado “Sunset Strip” en Ses Variades hallarás multitud de locales pensados específicamente para ello, como el famoso Café del Mar, donde además te ofrecen espectáculos de danza y fuego para complementar la experiencia.

También puedes acercarte a playas como Cala Comte, Cala Tarida, Cala Vedella, Porroig o Cala Carbó, en el municipio de San José, al oeste de Ibiza. Si estás por el norte de la isla merece la pena acercarse a contemplar el atardecer en la cala de Benirràs, que ofrece una estampa muy especial cuando el sol se oculta sobre el mar y tras el islote conocido como “el dedo de Dios”, una experiencia única.

Si prefieres un lugar más tranquilo desde el que sacar esa instantánea perfecta del atardecer, te recomendamos acercarte a la Torre des Savinar, en un camino cercano a Cala d’Hort, donde el sol se oculta con el magnético islote de Es Vedrà de fondo. Otra opción muy recomendable es disfrutar de un atardecer sobre los estanques de Las Salinas o en Cap des Falcó, al sur de la isla, o acercarte hasta los acantilados de Na Xamena, ubicados muy cerca del Puerto de San Miguel, en el norte de Ibiza.

Ten en cuenta en cualquier caso que en los meses de verano el efecto de la calima provoca que la puesta de sol pueda verse algo borrosa sobre el horizonte, los mejores días para disfrutar el atardecer en Ibiza son después de esas potentes lluvias que suelen desatarse en agosto, o los días en que sopla un fuerte viento.

Read more

Dalt Vila Ibiza

Dalt Vila es la parte alta del casco histórico de la ciudad de Ibiza, de hecho, su nombre significa precisamente “ciudad alta”. Se trata de un precioso recinto amurallado que desde 1999 ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y que constituye, por su encanto y belleza singulares, una visita obligada para cualquier visitante de la isla.

Aunque hay hasta cinco accesos para subir hasta Dalt Vila, por su espectacularidad te recomendamos el principal, llamado el Portal de Ses Taules, que se encuentra frente al Mercado Viejo de Ibiza. Tras atravesarlo llegarás al Patio de Armas y de ahí a la coqueta Plaza de Vila que acoge tiendas y restaurantes muy agradables para cenar.

Desde aquí casi todas las callejuelas se dirigen hasta la Catedral o Iglesia de Santa María de las Nieves, desde donde podrás contemplar una impresionante panorámica de la ciudad. En tu camino encontrarás diversos paneles informativos que te explican la rica historia de Dalt Vila.

Además de la Catedral, merece la pena visitar también la Iglesia y el Convento de los Dominicos que miran al mar y albergan exposiciones temporales, el Museo de Arte Contemporáneo, recientemente restaurado, los diversos Baluartes desde los que se contemplan hermosas vistas y que albergan interesantes eventos culturales en verano, como conciertos, cine al aire libre o el Festival Eivissa Jazz.

Las murallas datan del siglo XVI y se construyeron por orden de Felipe II para proteger lo que era la antigua ciudad de los constantes ataques piratas que sufría por su situación marítima estratégica, y es que Ibiza, originalmente fenicia, ha sufrido una historia de continuas invasiones a lo largo de los siglos: romanos, bizantinos, vándalos, musulmanes, y finalmente la conquista cristiana en el siglo XIII que se conmemora cada 8 de agosto, San Ciriaco, día de fiesta en Ibiza que se celebra con variadas actividades y unos impresionantes fuegos artificiales.

Una cosa importante a tener en cuenta a la hora de visitar Dalt Vila es llevar calzado cómodo, pues sus calles adoquinadas pueden resultar algo resbaladizas, especialmente si ha llovido. Procura evitar también las horas de más calor, y acércate a descubrir sus rincones al atardecer, lo que te permitirá culminar el paseo disfrutando una copa o una cena en alguno de sus excelentes restaurantes.

Read more